Un sombrero de cielo, de Terry Pratchett

Este libro no pudo haber tenido mejor título.

Las personas que me conocen saben que soy fan de Terry Pratchett. Escritor inglés, fallecido en marzo de 2015 a los 66 años de edad como consecuencia de una forma agresiva y rara de Alzheimer. Sus libros han vendido millones y han sido traducidos a muchísimos idiomas… pero, ¿a quién le importan los números? Pratchett es un Autor1 fabuloso y definitivamente mi escritor predilecto. Sus libros son de lo mejor que he leído en mi vida. Su Mundodisco es como mi segundo hogar. Pratchett va más allá de lo que puedo expresar con palabras.

Un sombrero de cielo es la segunda entrega del arco argumental2 de Tiffany Dolorido, una bruja joven con mucho carácter, originaria de las colinas. Como es usual en la obra de Pratchett, este libro nos habla de temple, garra, autoconocimiento, valentía… todo de una manera hermosa y con una historia entrañable. Imposible no enamorarse de los personajes del Mundodisco. Tiffany es una chica con la que podemos identificarnos de inmediato, pues todos hemos pasado por las tribulaciones a las que ella se enfrenta. Lo grandioso de Pratchett es que es capaz de hablar de las grandes cosas, sin ser pesado, pedante o aburrido. Todo lo contrario. Habla de las cuestiones más peliagudas, las preguntas más humanas, aquellas para las que no hay respuesta posible, mientras te cuenta una historia genial y a la vez te hace reír a carcajadas. Por eso hablo de Pratchett como El Autor.

A Tiffany la conocimos cuando tenía nueve años de edad en Los pequeños hombres libres, en Un sombrero de cielo ya ha cumplido los once. Esta ocasión Tiffany se enfrentará no solamente a una amenaza externa, sino consigo misma, en una suerte de duelo que definirá su destino no ya como bruja, sino como ser humano. La rabia y las bellas imágenes de Los pequeños hombres libres evolucionan en este título para ofrecernos algo todavía más tangible, orgánico. Por supuesto no es que en el primer libro de Tiffany la historia o sus recursos hayan sido simplones o planos4, Un sombrero de cielo los lleva más allá.

¿Qué quiero decir? Que notamos crecer a Tiffany. No simplemente evolucionar como otro personaje de novela, como Raskolnikov, sino literalmente crecer. Puede parecer poco una diferencia de dos años entre la Tifanny del primer libro y la del segundo: nos parece así porque hemos olvidado en parte lo que significaba ser niño. Tiffany nos lo recuerda y de esta manera el libro se vuelve todavía más parte de nosotros. Y las imágenes… ¡qué imágenes! Hay una escena particular, cerca del final del libro, que me hizo estremecer, me puso la piel de gallina, un escalofrío me recorrió el cuerpo. Porque, llegado a este punto, en el que me he leído más de 30 títulos (posiblemente más) del Mundodisco, las escenas que nos obsequia Un sombrero de cielo adquieren todo su significado, una redondez perfecta. Con los antecedentes pratchettianos un color o una simple frase cobran mucho más sentido, nos remiten a obras anteriores, a pensamientos pasados, sensaciones que el Mundodisco nos hizo experimentar mientras viajábamos por él. Y el futuro que se vislumbra… ¡qué escena, repito, a la que me refiero! Por supuesto no pienso spoilearlos5, pero sí los insto, los llamo a leer a Terry Pratchett. Para disfrutar del arco de Tiffany recomiendo mucho haber leído los más libros posibles de arcos anteriores.

Alto a la perorata. Como podrás notar, lector, me cuesta mucho trabajo expresar lo que este fantástico libro ha provocado en mí sin contarte nada (véase la nota al pie número cinco). Expresar lo inefable.

¿Por qué este libro no pudo haber tenido mejor título? La respuesta está en el final del libro, en una conversación que sostienen dos personajes. Comprender el significado, enorme, de su sencillo título, me provocó un nudo en la garganta. ¿Es que acaso se puede llegar a este punto del Mundodisco sin que esté uno a punto de soltar una lágrima? No lo concibo, simplemente. «Un sombrero de cielo» o, más preciso, «Un sombrero lleno de cielo». En cinco palabras (en inglés también son cinco: A Hat full of Sky), se resume prácticamente toda la obra pratchettiana, se redondea su trabajo y se le da continuidad, a pesar de la muerte de Terry. Es como si, estando ya tan cerca de la muerte, Pratchett hubiera querido condensar su obra y, al mismo tiempo, desafiar al olvido con una sola frase. Y vaya que lo logró.

Este es un libro de reflexión. De aventarse un clavado desde lo alto al profundo y turbio estanque que es nuestro ser… y encontrarse reflejado en el fondo. Este libro es un grito, un grito contra la injusticia, un grito de individualidad, del yo soy y yo quiero, una crítica a la inactividad. Un acto de descubrimiento, de autoafirmación, de piedad. De comprender a los otros, aun en la enorme imbecilidad que muchos se esfuerzan por evidenciar. Es un libro de empatía. Una historia que nos habla de lo que es preciso hacer. Y de quién debe hacerlo. Armados de una sartén, o de un batiburrillo, muchas veces ni siquiera con eso, simplemente con la voluntad de abrir el portal correcto, hacia el infinito desierto negro…

El desierto. Aquel paraje que a todos nos aguarda, llegada nuestra hora. Un sombrero lleno de cielo nos muestra la extensión infinita, la arena negra. ¡Tanto contenido, en apenas 334 páginas6! Tanto qué pensar, decir, sentir, experimentar, soñar, comprender. Carajo, Pratchett. Eras un cabrón. Uno de los buenos.

Jamás me cansaré de decir tu nombre.

Terry Pratchett.

#SpeakHisName

#GNUTerryPratchett

photo_2018-04-06_01-48-48

Tu turno

¿Has leído a Terry Pratchett? Si no, te envidio. Tienes la oportunidad de leerlo por vez primera.

Si ya lo leíste sería genial que dejaras un comentario hablando de lo que te ha parecido su literatura. Presiento el tipo de comentario que será.

Gracias por haber llegado hasta aquí.


Notas a pie de página

1. Sí, con mayúscula. Es Terry Pratchett. No podría ser de otra manera.
2. La obra literaria de Pratchett puede clasificarse en dos: del Mundodisco y no del Mundodisco. Las novelas ambientadas en el Mundodisco (sí, un planeta plano con forma de disco) podemos dividirlas a su vez por arcos argumentales. Un arco argumental es el conjunto de obras mundodisqueanas que tienen ciertos rasgos en común, como el tema y la ambientación, sobre todo los personajes. Así, está el arco argumental de la Muerte (adivinaron: son las novelas que tienen a la Muerte como protagonista), el arco de la Guardia de la ciudad de Ankh-Morpork3, de las brujas, de Tiffany Dolorido, entre otros.
3. La mayor ciudad en el Mundodisco. Gran parte de las novelas se ambientan en ella. Es aquí donde está la Universidad Invisible de los magos, las sedes de los distintos gremios, la Guardia, etcétera.
4. Eso simplemente no sucede con Pratchett. Y no estoy pecando de ceguera. De verdad, simplemente no sucede.
5. Me revientan los «spoilers».
6. En mi edición: Un sombrero de cielo, Terry Pratchett. Primera edición, DeBolsillo, 2013. Impreso en España.

Un comentario sobre “Un sombrero de cielo, de Terry Pratchett

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s