Palabra de la semana: «antonomasia»

Esta es una de las palabras que más me gustan, particularmente por la locución adverbial que se forma con ella.

antonomasia

  1. f. Ret. Sinécdoque consistente en emplear un nombre apelativo en lugar de uno propio, como en el Filósofo por Aristóteles.

por antonomasia

  1. loc. adv. Denota que a una persona o cosa le conviene el nombre apelativo con que se la designa, por ser, entre todas las de su clase, la más importante, conocida o característica.

Es decir, se sustituye el nombre propio del objeto nombrado por una expresión que se obtiene a partir de una característica, no necesariamente privativa, del objeto en cuestión. Por ejemplo, a la Ciudad de México también se le conoce como La Ciudad de los Palacios, esto es una antonomasia.

En algunos círculos de aficionados a la obra de J. R. R. Tolkien, autor de El Señor de los Anillos y el Silmarillion, al escritor se le conoce como El Profesor. He ahí otra antonomasia.

Desconocemos el nombre verdadero del asesino serial que asoló Inglaterra a finales del siglo XIX, quien ahora es conocido como Jack El Destripador, debido a su inconfundible «marca» de remover las vísceras de los cadáveres de sus víctimas.

Ya me entienden.

Las antonomasias nos rodean y es bueno saber que así se llaman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s