La madre del metro y otros cuentos, de Óscar de la Borbolla

Óscar de la Borbolla se ha convertido en uno de mis autores contemporáneos favoritos por su estilo socarrón, la habilidad técnica con la que entremezcla lenguaje llano y culto, la rebeldía intelectual con la que enfrenta dogmas y prejuicios. Recientemente leí su librito de relatos La madre del metro y otros cuentos, integrado por La madre del metro, La infancia interminable y Manual de lujuria.

Este librito, que es más bien un folleto, se lee en menos de una hora y, por supuesto, se disfruta demasiado.

La madre del metro

El cuento que da título a la colección editada por el Fondo de Cultura Económica (FCE) es el que menos me gustó de los tres. En absoluto me parece un mal cuento, al compararlo con los otros dos es el que menos eco hizo en mí. Es una descripción deliciosa y quizás algo sórdida del famoso metro naranja de la Ciudad de México, que toma como pretexto la relación de una mujer con el sistema de transporte, vista a través de los ojos de su hijo. Los capitalinos, como yo, se sentirán particularmente identificados.

La infancia interminable

Este cuento es, sin duda, el que más me ha gustado. Me encanta la manera en que De la Borbolla hila las descripciones con el diálogo de los personajes; me fascina esa técnica en la que brinca de una escritura poética con la que retrata los escenarios a las palabras de los personajes, casi sin acotaciones, de una manera tan acertada que se siente muy natural.

En este relato se nos cuenta la historia de un niño que, de pronto, deja de crecer. Es un cuento que se presta a múltiples lecturas y me encantaría poder conversar con alguien que lo haya leído para conocer su punto de vista. ¿Es un cuento fantástico? ¿Es una alegoría? Amo cuando los textos dan tanto de lo que hablar, sin importar su extensión.

Manual de lujuria

Este último es una exposición fabulosa de técnica descriptiva. En sus 12 páginas no hay apenas una línea de diálogo; más bien recorremos la ciudad, todos sus rincones, acompañando a nuestro anónimo protagonista en sus aventuras sexuales. Con lujo de detalle se relata la técnica empleada por el susodicho para seducir mujeres y dar rienda suelta a sus lúbricos deseos. Es un texto muy divertido de leer, lo encontré poco erótico en sí mismo, pero quedé maravillado ante el nivel descriptivo del autor.

Conclusión

Me sorprendí gratamente cuando encontré esta edición del FCE, por su precio: apenas 12 pesos mexicanos, equivalentes a poco más de medio dólar estadounidense. La edición es evidentemente popular: un tiraje enorme de 40,000 ejemplares y una edición sobria que, como mencioné antes, hace de este un folleto y no un libro. No por ello es una edición poco cuidada, pues además está ilustrada por César Silva Páramo, con un estilo que desde mi punto de vista encaja a la perfección con lo descarnado de los textos reunidos.

Les recomiendo mucho que lean a Óscar de la Borbolla. Yo, por mi parte, veré si consigo más folletos de Vientos del pueblo, la colección económica de grandes tirajes que edita el FCE y a la que pertenece La madre del metro y otros cuentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s