Palabra de la semana: «tirabuzón»

Estoy familiarizado con esta palabra debido a que suele aparecer en las traducciones españolas de las obras clásicas que he leído. No la he visto en otro contexto, ni en las —mal llamadas— redes sociales, ni en el uso cotidiano de la lengua oral o escrita. Jamás he escuchado a alguien describir a una persona empleando «tirabuzón». A mí me resulta un poco sosa la palabra, peca de cacofonía a mi parecer.

tirabuzón

  1. m. Rizo de cabello, largo y pendiente en espiral.
  2. m. sacacorchos

Tampoco me gusta el aspecto de los tirabuzones, dicho sea de paso. Aunque esta palabra no me parece particularmente llamativa, la he leído en tantos lugares que creo merece ser mencionada. Así sucede, hay palabras que no nos gustan y que resultan útiles, a su manera. Por lo pronto yo espero no conocer a alguien con tirabuzones y así me ahorro la consecuente descripción.

Referencia

Real Academia Española. (s. f.). Tirabuzón. En Diccionario de la lengua española (versión electrónica de la 23.a ed.). Recuperado de este enlace


Palabra de la semana: «pingüe»

Estoy seguro que esta palabra la leí en la Ilíada, la Odisea o la Eneida. Tengo un tomo que incluye esas tres obras, resumidas e ilustradas, el cual leí en numerosas ocasiones cuando era niño.

pingüe

  1. adj. Craso, gordo, mantecoso.
  2. adj. Abundante, copioso, fértil.

Esta palabra evoca sabrosura. Quizás porque la asocio al contexto de un banquete: es casi seguro que el pasaje de la obra donde aprendí este término haya sido uno relativo a una gran comilona, con abundante carne de jabalí o venado. Carne pingüe, pues. Nada más de leerla se me antojan unos tacos bien grasosos.


Referencia

Real Academia Española. (s. f.). Pingüe. En Diccionario de la lengua española (versión electrónica de la 23.a ed.). Recuperado de este enlace

Palabra de la semana: «irenismo»

La semana pasada me encontré fortuitamente con esta palabra. Estaba buscando el término «sirénico», para ver si existía, pues quería usarlo en una entrada. Entre los resultados apareció la palabra «irénico», me llamó la atención y llegué a «irenismo». Siempre es un placer descubrir palabras y qué mejor que aprovechar esta sección para dejar constancia de ello.

Según el Diccionario:

irenismo

  1. m. Actitud pacífica y conciliadora.
  2. m. Doctrina que preconiza la paz a ultranza.

Y ya.


Referencia

Real Academia Española. (s. f.). Irenismo. En Diccionario de la lengua española (versión electrónica de la 23.a ed.). Recuperado de este enlace

Palabra de la semana: «mefítico, ca»

El adjetivo de esta semana está grabado en mi mente de la siguiente manera: «emanaciones mefíticas». Dónde lo leí, quién sabe, me gustan su sonoridad y su significado y por eso lo elegí para la palabra de esta semana. He aquí lo que dice al respecto el DRAE:

mefítico, ca

  1. adj. Dicho de una cosa: Que, respirada, puede causar daño, y especialmente cuando es fétida. Aire, gas mefítico. Emanación mefítica.

Me parece una palabra muy útil, siempre que tengo ocasión de utilizarla lo hago. La comparto con la intención de que no caiga en el olvido y más personas le hagan un sitio en su vocabulario.


Referencia

Real Academia Española. (s. f.). Mefítico, ca. En Diccionario de la lengua española (versión electrónica de la 23.a ed.). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=OmhoKP3

Palabra de la semana: «mollino, na»

Cuando pienso en «mollina» me viene de inmediato a la mente la imagen de una lluvia suave, el clásico «chispear» mexicano. Ahora que la busco en el diccionario me doy cuenta que no se trata de un sustantivo, sino de un adjetivo:

mollino, na

  1. adj. Dicho especialmente del agua de lluvia: Que cae menuda y blandamente.
  2. f. llovizna.

Es decir, sí que es un sustantivo en su segunda acepción, pero me resulta curioso enterarme que la primera hace referencia al adjetivo.

Por supuesto es una palabra que nunca he escuchado en una conversación y que tampoco he utilizado. Parece pertenecer más bien al ámbito poético. No logro recordar cómo fue que la aprendí, si ahora viene a cuento como la primera palabra en esta nueva sección se debe a que el día de hoy estuvo lloviznando todo el día tal cual lo describe esta entrada del diccionario. La mollina se adueñó hoy de la ciudad.


Referencia

Real Academia Española. (s. f.). Mollino, na. En Diccionario de la lengua española (versión electrónica de la 23.a ed.). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=PadKAyu