Minientrada

Definir categorías para el blog es un lío

No me refiero a que el sistema de WordPress sea poco amigable, sino al proceso de reflexión previo a iniciar este blog, en el que me pregunté qué categorías iba a utilizar. En ese momento no lo tenía muy claro y ahora tampoco, aunque he conseguido una manera de categorizar que me satisface. El gran problema al que me enfrento es que El Quiróptero Amanuense es un blog personal, lo que quiere decir que escribo sobre lo que me da la gana, sin sujetarme a ningún nicho particular. La ventaja es precisamente poder escribir sin restricciones sobre lo que se me antoje, la desventaja principal es que con tanta diversidad de temas sobre los que me podría interesar decir algo es difícil escoger un esquema para ordenar las entradas.

En este proceso tedioso surge la natural cuestión sobre si las categorías son necesarias o no. La respuesta corta es: no. Por supuesto que en un blog personal las categorías no son necesarias, el problema es que yo soy un poco quisquilloso y encuentro muy complicado organizar mi mente cuando no clasifico las cosas. Hasta ahora el blog tiene seis1 cinco categorías y ojalá se mantenga así, no hay garantía de que eso suceda. Quizás sea trivial, pero para mí fue una odisea llegar a ese número y no haber hecho como 20 o 30.

Y no mencionemos a las etiquetas, ese es otro cuento…


Notas al pie

1. Mientras redactaba esta pequeña entrada, decidí suprimir la categoría General y trasladar su contenido (una entrada) a Cavilaciones. Ya decía yo que la estabilidad en las categorías no iba a durar mucho.

Minientrada

Nueva sección en El Quiróptero Amanuense

Este blog está medio muerto. A modo de desfibrilador hoy inauguro una sección titulada «Palabra de la semana».

Ya sé, no es nada original. Palabras de la semana hay en todas partes. No me importa.

Pues nada, esta sección será todos los jueves y en ella hablaré de una palabra en específico que me guste o me llame la atención. La idea más que nada es no dejar morir al blog ahora que estaba agarrando ritmo otra vez, pero si además de eso consigo hacer que alguien se interese por la palabra de la que hable, mejor.

Aprovecho para comentar que WordPress está introduciendo un nuevo editor de texto. Lo probé y tiene muchas cosas nuevas y geniales, pero al parecer sigue en fase beta, pues de repente hace cosas medio raras y es imposible solucionarlas. Además, no permite justificar el texto en los párrafos, cosa que a mí me parece imperdonable. Por lo pronto me regreso al editor clásico, espero que dentro de poco tiempo el nuevo ya esté bien pulido para cambiarme a él. Porque eso de no justificar el texto, oye…

Minientrada

Henning Mankell: Mi responsabilidad es reaccionar

El Louisiana Museum of Modern Art, en Dinamarca, tiene un canal de YouTube llamado Louisiana Channel, en el que se publican videos sobre arte, literatura, diseño y arquitectura. Entre las numerosas entrevistas que hay en el canal hay una a Henning Mankell titulada: Henning Mankell Interview: My Responsibilty is to React. Me parece una entrevista estupenda, no dura mucho, pero nos da mucha información sobre la forma de ser del autor sueco. Como no tenía subtítulos en español (tampoco los tiene en inglés) un día de ocio me puse a traducir el video. Envié mi contribución hace como mes y medio, pero el Louisiana Channel no me respondió, ni los aprobó. Así que busqué su página de Facebook y les envié un mensaje, me respondieron muy pronto y aprobaron los subtítulos.

No es precisamente la mejor traducción, no soy traductor profesional, es una pequeña contribución para que más personas puedan acercarse a las palabras de Mankell. Ojalá sirva para que más personas hablantes de español se interesen por la obra de este autor.

Minientrada

No se dice «pasta dura», tampoco «pasta blanda»

Una manera de clasificar libros es por la encuadernación. Es común distinguir dos tipos generales: los de «pasta dura» y los de «pasta blanda». Ambos términos son incorrectos.

No sé de dónde habrá salido lo de «pasta». La séptima acepción de «pasta» que recoge el Diccionario de la Lengua Española reza: «Encuadernación de los libros que se hace de cartones cubiertos con pieles bruñidas y por lo común jaspeadas». Parece ser que este es el origen de tan aberrantes expresiones; es evidente que se trata de una confusión.

¿Cuáles son los términos correctos? Si bien hay muchos estilos de encuadernación, con nombres específicos, podemos mantener la generalidad con los términos «encuadernación cartoné» en lugar de «pasta dura» y «encuadernación rústica» en lugar de «pasta blanda». No solamente son más apropiados, también se evita la cacofonía de «pasta».

CreditPendKitten
Cada que alguien dice «pasta dura» o «pasta blanda», muere un gatito1.

Notas al pie

1. Ningún gatito fue lastimado durante la redacción de esta entrada.

Minientrada

Hora de la ceniza, Roque Dalton

Finaliza septiembre. Es hora de decirte
lo difícil que ha sido no morir.
 
Por ejemplo, esta tarde
tengo en las manos grises
libros hermosos que no entiendo,
no podría cantar aunque ha cesado ya la lluvia
y me cae sin motivo el recuerdo
del primer perro a quien amé cuando niño.
 
Desde ayer que te fuiste
hay humedad y frío hasta en la música.
Cuando yo muera,
sólo recordarán mi júbilo matutino y palpable,
mi bandera sin derecho a cansarse,
la concreta verdad que repartí desde el fuego,
el puño que hice unánime
con el clamor de piedra que exigió la esperanza.
 
Hace frío sin ti. Cuando yo muera,
cuando yo muera
dirán con buenas intenciones
que no supe llorar.
Ahora llueve de nuevo.
Nunca ha sido tan tarde a las siete menos cuarto
como hoy.
 
Siento deseos de reír
o de matarme.